Mazda CX-3 ¡se pone más guapa!

Mazda CX-3 ¡se pone más guapa!

Una crossover que nos gusta mucho y que se ha ganado al público mexicano es sin duda el Mazda CX-3, un vehículo que presume de muy buenos acabados, motor muy eficiente, bajo consumo de gasolina y lo mejor de todo, luce elegante, actual y deportiva, es por eso que el Mazda CX-3 gusta tanto.

Así, es que Mazda CX-3 trascendió las nociones típicas de lo que era el segmento SUV crossover de rápido crecimiento. Es un ejemplo del diseño KODO-Soul of Motion, elegante, con las ruedas lanzadas hacia las esquinas, rines de gran tamaño, una carrocería larga y una plataforma corta. La dinámica de su chasis era mucho mejor de lo que un crossover tenía derecho a ser. Era un diseño de hoja limpia, ejecutado con la idea de proporcionarles a las personas con estilos de vida activos un vehículo para complementar sus vibrantes y satisfactorias vidas.


Para su segunda actualización, los diseñadores e ingenieros se envalentonaron con la misión de hacer del Mazda CX-3 un auto aún más elegante. Mazda aplicó sus últimas tecnologías y principios de diseño para elevar aún más al CX-3, incluyendo comentarios de los clientes para hacer de Mazda CX-3 vehículo aún más convincente, que ofrece comodidad de conducción mejorada sin comprometer su dinámica de conducción, actualizando el SKYACTIV-G 2.0 para una mayor capacidad de respuesta y eficiencia y enriqueciendo el interior del CX-3 con una hermosa estética japonesa, repleta de nuevos materiales y diseño.

Las luces traseras LED del Mazda CX-3 adoptan un nuevo diseño que produce una forma cilíndrica similar a una máquina. Además, los nuevos rines de 18 pulgadas usan un diseño de radios multifacéticos con un brillo metálico para evocar una sensación de profundidad y velocidad que complementa los nuevos acentos de cromo en el cuerpo del CX-3.

CX-3 ve cambios aún mayores, con elementos que han estirado sus elementos de diseño vanguardistas para adaptarse a una sensibilidad más alta.

Al igual que con gran parte del diseño japonés, se hizo hincapié en la eliminación de lo innecesario. Pero eso no impidió que los equipos de diseño e ingeniería de Mazda agregaran lo esencial. Tal vez, el mayor cambio en el interior sea la consola central y los reposabrazos recién rediseñados de CX-3. Cambiar a un freno de estacionamiento electrónico con función de retención automática no solo mejora la funcionalidad del vehículo, sino que permitió a los diseñadores de Mazda tener mucho espacio para repensar la consola central, ahora con portavasos reubicados, almacenamiento en la consola central y reposabrazos integrado. El apoyabrazos está cubierto con un relleno suave, lo que mejora la calidad y la sensación del CX-3.

Para México esperemos verla el siguiente mes ya en los concesionarios de la marca del Zoom-Zoom.

Sobre 

Apasionado del mundo automotor, periodista por afición y amante de los vehículos que usan los elementos refinados del petróleo. Coeditor del suplemento semanal Autos Publimetro, en donde ponemos especial cuidado en todo aquello que se mueve gracias a un tren motor y ruedas.

Entusiasta de los aviones, aprendiz de las redes sociales y fiel observador de la cartografía mundial, así como de las diferentes culturas del globo terráqueo.

¿Qué opinas?