Máxima calificación para el Chevrolet Malibu en el Latin NCAP

Máxima calificación para el Chevrolet Malibu en el Latin NCAP

malibulatinncaprs1Chevrolet Malibu 2013, sedán mediano de la marca, recibió de la organización Latin NCAP (New Car Assessment Program) la máxima calificación posible (cuatro estrellas) en la prueba de protección a ocupantes adultos en impacto frontal.

“Los resultados de estas pruebas demuestran el desempeño del vehículo ante un eventual impacto frontal, demostrando cómo la estructura, el equipamiento en seguridad y la tecnología que posee Chevrolet Malibu se activa para proteger a los ocupantes”, mencionó David Rojas, Director de Ingeniería de GM de México.

Chevrolet Malibu ha sido evaluado también en otros países alcanzando máximas calificaciones en las evaluaciones de impacto y seguridad vehicular; por ejemplo en Estados Unidos fue probada, la misma versión modelo 2013 que en México, por organismos como USNCAP recibiendo 5 estrellas a nivel vehicular en seguridad y por la IIHS (Insurance Institute for Highway Safety) recibiendo el nombramiento como “Top Safety Pick 2013”.

El equipamiento de seguridad de Chevrolet Malibu se compone, entre otras características de: cinturones de seguridad de tres puntos en todas las posiciones, pretensores duales y limitadores de carga en los asientos delanteros, 10 bolsas de aire (incluyendo 2 frontales, 2 de rodillas, 2 laterales para plazas delanteras, 2 laterales para plazas traseras y 2 de cortina para ocupantes delanteros y traseros), sistema de supresión de bolsas de aire automático para pasajeros frontal y el sistema LATCH (Lower Tether and Top Anchors for Children, también conocido como ISOFIX en Europa) para anclar sillas de bebé/niño; así como StabiliTrak, control electrónico de estabilidad, asistencia de frenado en pendientes y frenos ABS.

En la prueba que Latin NCAP realizó a Chevrolet Malibu 2013 también se evaluó la seguridad de los infantes en el asiento trasero, usando sillas de bebé/niño con dummies (maniquís instrumentados) de 18 meses y 3 años de edad; sin embargo los resultados no igualan a la misma prueba realizada en Europa, en la que Chevrolet Malibu alcanzó una calificación de 5 estrellas. La diferencia se debe principalmente a la disponibilidad de las sillas de bebé/niño entre los mercados y no a diferencias en el desempeño del vehículo. De acuerdo al protocolo de Latin NCAP, las sillas de infantes usadas durante la prueba deben ser comercializadas y estar disponibles para clientes Chevrolet en al menos tres países de Latinoamérica (Argentina, Brasil y Mexico). Por lo anterior, la silla de bebé/niño usada en la prueba de Latin NCAP fue diferente a las que fueron evaluadas en la prueba de EuroNCAP, las cuales no están disponibles en estos tres países.

GM exhorta a los padres de familia a usar sillas de bebé/niño debidamente instaladas cuando viajen con menores. El lugar más seguro para menores de 13 años, es el asiento trasero y deberán utilizar siempre un asiento especial de bebé/niño hasta que alcancen la altura adecuada para que el cinturón de seguridad les ajuste adecuadamente (normalmente esto ocurre entre los 8 y los 12 años). Para más información sobre seguridad de pasajeros en niños, consulta SafeKids.org.

Con este tipo de pruebas en las que General Motors de México participa de manera voluntaria para que sus vehículos sean evaluados por organismos independientes, la empresa refuerza su compromiso con la seguridad de los ocupantes.

Sobre 

1 comment

¿Qué opinas?