Dodge Challenger R/T Redline

Dodge-Challenger-RT-Redline-1Hace prácticamente un año Dodge presentó en el Spring Festival of LX´s de California una versión del Challenger nombrada Redline, la cual ofrecía un color negro y detalles estéticos en tonos rojos que como podemos imaginar eran líneas que acompañaban la carrocería, rines e interiores.

En la versión que se presentará en el Salón de Chicago, la marca vuelve a repetir la dosis y nuevamente para una versión que no es la más extrema, el año pasado fue el SXT y ahora es el R/T, dejando fuera al todo poderoso SRT8.

Con lo anterior tenemos el motor HEMI V8 de 5.7 litros que ofrece 380 hp en el caso de la caja manual o 376 con la caja automática, sin duda sería bueno poder ver al SRT8 con sus 470 hp ‘vestidos’ de Redline.

Pero bueno entrando en materia de la edición especial de entrada tenems que a diferencia del anterior este se comercializará en tres colores, blanco, gris y negro, donde esa línea roja aparecerá nuevamente de manera discreta en la carrocería y rines que serán de 20′, al interior las vestiduras también contarán con el detalle de la línea además de contar con pedales de aluminio y pomo de cambio firmado por Mopar.

Dodge-Challenger-RT-Redline-3En Estados Unidos se comercializa la versión R/T Plus por lo que el equipamiento interior puede variar como el arranque remoto, luces para niebla, radio satelital, conectividad Bluetooth, asientos con calefacción y vestiduras en Nappa, y el sonido de la marca Boston Acoustics.

La preparación tiene un costo relativamente barato y es de 2.000 dólares, obviamente más el auto, y cabe señalar que a nivel mecánico recibe un retoque en la suspensión. Seguramente si el nuevo Barracuda no se presenta antes de marzo de 2014, tendremos una nueva versión del Redline pero ahora sí podría ser el SRT8.

Sobre 

Cuenta cuentos profesional, con un especial gusto por la velocidad, y una calma innata por vivir mientras el mundo gira a prisa. De gustos extremos nacidos en el ciclismo y luego evolucionados al mundo motorizado.

Aquel que puede pasar horas viajando en una carretera o un instante en las pistas de competencia, aunque viviendo, volando y dejando todo problema en el camino en mi motocicleta. De gustos particulares y enemigo de los autos aburridos que no transmitan sensaciones de manejo.

¿Qué opinas?