Probamos el Peugeot 208 GT y nos gustó

Probamos el Peugeot 208 GT y nos gustó

peugeot208gtRS1En el mes de agosto del presente año Peugeot lanzó la versión deportiva del 208 con las siglas GT el cual cuenta con muchos elementos diferenciadores tanto en el apartado estético como en el motor, sin duda un estilo interesante y una nueva puesta a punto que le brinda capacidades deportivas, si bien no extremas sí se defiende muy bien sin perder comodidad de marcha.

Al exterior contamos con detalles como nuevos rines de 17”, molduras en los marcos de los vidrios cromados con emblemas “GT”, terminación que también se ve en los espejos laterales, escape y difusor trasero. Además la parrilla cuenta con un buen detalle que es una terminación en cromo y negro que simula una bandera a cuadros.

CONSULTA AQUÍ LAS FOTOS DE NUESTRA PRUEBA

peugeot208gtRS2Al interior el 208 en versión normal ya es cómodo y con excelentes acabados en tapicería, pero en el GT, cuenta con mejoras en los asientos que además combinan el color rojo que acompaña las costuras de los mismos y que también se ven en el volante y tablero. El tono rojo también aparece en algunas molduras y cuadro de instrumentos, además algunos elementos tienen terminación en aluminio pulido como la palanca de velocidades.

El Motor

Mecánicamente utilizan nuevamente su motor tope de gama que desarrollaron en conjunto a MINI (generación pasada) el 1.6 litros de 200 hp y 203 lb-pie de par motor, con turbo de alta presión. Lo anterior asociado a una caja manual de 6 marchas.

peugeot208gtRS3La Prueba

En general las marcas cuando presentan sus productos suelen “acomodar” las cosas para que su producto salga muy bien en la opinión, pero siempre será muy diferente enfrentarlo a la vida real, vamos el día a día en ciudad y carretera. Cuando lo probé en pista se desempeñó muy bien aunque la suspensión tal vez requeriría algo más de firmeza para que pueda catalogarse como deportivo.

Pero dicha suspensión de dureza intermedia hace que los trayectos en ciudad no sean un martirio en cada tope, bache o imperfección del camino y a lo anterior se suma una dirección de dureza progresiva, es decir a mayor velocidad se necesitará menos movimiento del volante para maniobrar y esto hace que cambiar de carril o moverse en espacios cortos sea muy sencillo, y es muy útil en una ciudad como la nuestra.

peugeot208gtRS4Algo a lo que uno se tarda en acostumbrar es el manejo ya que el volante tiene una posición baja, lo cual viene inspirado en el mundo de las competencias de rally, pero cuando tenemos dominado ese punto ese punto ayuda a tener un mayor control y nos obliga a adoptar una correcta posición al conducir.

Los elementos de comodidad y conectividad del tablero se encuentran muy cercanos al conductor, y además la gran mayoría de las funciones se pueden hacer desde la pantalla táctil.

El manejo en carretera volvió a dejarme sentir la suspensión media, aunque en general fue cómoda ya que a velocidad se genera cierto muelleo pero que se queda en la parte baja del chasis mientras el habitáculo va prácticamente quieto además de que filtra muy bien el sonido del aire a velocidad y de motor que dicho sea de paso no es tan espectacular como en versiones RC.

peugeot208gtRS5Como buen turbo tiene un poco de demora en la entrega de potencia, y en este caso se encuentra en el rango de los 3000 RPM pero pasada esa línea el auto es muy ágil en cuanto a la recuperación de velocidad para un rebase por ejemplo, mientras que los frenos permiten detenerte de manera sólida sin movimientos nerviosos.

El Peugeot 208 GT no es un deportivo por el simple hecho de la suspensión media, pero responde como tal en circunstancias normales y además puede usarse como auto de diario ya que el consumo de combustible es bajo mientras no se abuse del acelerador.

Para los amantes de la marca es una gran opción y además para nuevos clientes que busquen un auto juvenil, con estilo y con buen desempeño de motor.

Sobre 

Cuenta cuentos profesional, con un especial gusto por la velocidad, y una calma innata por vivir mientras el mundo gira a prisa. De gustos extremos nacidos en el ciclismo y luego evolucionados al mundo motorizado.

Aquel que puede pasar horas viajando en una carretera o un instante en las pistas de competencia, aunque viviendo, volando y dejando todo problema en el camino en mi motocicleta. De gustos particulares y enemigo de los autos aburridos que no transmitan sensaciones de manejo.

2 Comments

¿Qué opinas?