Peugeot 301 automático, nuestra prueba de manejo

Peugeot 301 automático, nuestra prueba de manejo

Con un buen equipamiento y precio razonable, el Peugeot 301 pelea de frente a rivales muy bien posicionados en nuestro país.

Manejamos por lo menos 650 kilómetros el sedán 301 de la firma francesa y nos gustó. Este auto es importado a nuestro país directo de España y presume de una marcha precisa, con una suspensión firme y que gusta más de circular por carretera que por ciudad, es decir, el ADN del auto viene directo del Viejo Continente y se agradece.

Por fuera

Las líneas son clásicas pero no por eso aburridas, lleva trazos muy parecidos en el frontal, los costados y la parte trasera a su hermano mayor el bonito 508.

Los rines son de 16 pulgadas y monta neumáticos para todo tipo de clima. Aquí vale la pena mencionar que el actuar de los frenos es muy bueno, y aunque en la parte trasera lleva tambores, la detención y mejor aún la sensación del pedal es de las mejores en su segmento. También hay que señalar que en todas las versiones este auto lleva ABS y bolsas de aire frontales, por el contrario, extrañamos el Control Electrónico de Estabilidad.

Por dentro

La posición de manejo es alta y buena, los asientos tienden a ser suaves, lo que en trayectos largos se resentirá un poco la falta del soporte lumbar y un mejor agarre pero nada para no disfrutarlos. Los mandos están a la vista y la lectura de los relojes es clara, además de que lleva climatizador, computadora de viaje muy completa, sistema Bluetooth de muy fácil manipulación y conexión. La banca trasera es buena para dos adultos y las cabeceras, que son fijas, no estorban a la visibilidad del conductor.

Tren motor

El Peugeot recurre a un motor de cuatro cilindros de 1.6 litros y 115 hp el cual se asocia a una transmisión automática de cuatro velocidades con modo manual. En nuestro recorrido observamos que la caja saca el mejor provecho del motor para tener al auto ágil en el momento en el que se le exija, sin embargo, las reacciones de la misma en ocasiones son un poco tardías pero nada que nos preocupe a la hora de pedir más potencia. Quizá con unos mejores escalonamientos, obtendríamos consumos más bajos de combustible. Nosotros logramos 11.6 km/l. Nada mal.

Conclusión

El Peugeot 301 es un buen auto pero la transmisión automática de cuatro relaciones luce ya vetusta y aunque tiene cambios con modo manual, éstos ocurren tardíamente. Quizá una buena caja de seis velocidades como la de su hermano el 3008 o una CVT sacarían mejor provecho en consumos y manejo. Este auto es un buen coche para conducir en ciudad y carretera pero sin buscar romper tiempos de velocidad.

 

Ficha técnica

Tren motor:

4Cil. 1.6L 16V.

Potencia 115 hp

Torque: 105 lb-pie

Transmisión: Automática de 4 vels.

Suspensión:

Delantera: Tipo McPherson

Trasera: Eje rígido

Seguridad: ABS y doble bolsa de aure frontal

Precio: ALLURE 1.6 BVBA 234 mil 900 pesos

Sobre 

Apasionado del mundo automotor, periodista por afición y amante de los vehículos que usan los elementos refinados del petróleo. Coeditor del suplemento semanal Autos Publimetro, en donde ponemos especial cuidado en todo aquello que se mueve gracias a un tren motor y ruedas.

Entusiasta de los aviones, aprendiz de las redes sociales y fiel observador de la cartografía mundial, así como de las diferentes culturas del globo terráqueo.

¿Qué opinas?