No intentes esto en casa… Porsche GT3, prueba de manejo

No intentes esto en casa… Porsche GT3, prueba de manejo

…Exclusivo para pilotos profesionales”.

wallpaper-2Ficha técnicaPORSCHE

Motor: boxer de 6 cilindros

Potencia: 475 caballos a 8,250 rpm/ 450 Nm a las 6,250 vueltas

Peso: 1,430 kilogramos

Suspensión: McPherson en el eje delantero y Multi-link en el eje trasero, ajustable para pista

previewGrupos ópticos: Bi-Xenon con modo dinámico de ajuste de profundidad, diurnas y traseras LED (Porsche Dynamic Light System).

Transmisión: Porsche-Doppelkupplung – PDK siete cambios y doble embrague

Consumo combinado 1/100 km: 12.4

Emisiones C02: 289 g/km.

Cuando crees que lo has vivido todo al interior de un poderoso deportivo, llega GT3, un nombre que no espanta, al menos dewallpaper-3 principio, pero al abordarlo merece el respeto total de la persona que toma su volante y debe saber qué hacer con la potencia, arreglo, fiereza y respuesta de un auto que está enfocado a la pista. GT3 es precisamente la categoría de competición regulada por la FIA que inspiró el nombre de este portento de la ingeniería de Stuttgart, Porsche AG.

Su estética invita a recorrerla y, al mismo tiempo nos genera preguntas, tales como: ¿Qué papel juega el enorme alerón trasero? ¿Sus masivas entradas de aire forman parte de la estética o realmente funcionan? ¿Sus neumáticos e inmensos rines son aptos para la calle? ¿Podré con tanta potencia?

Las respuestas no vienen de a poco, sino de golpe y a partir de la primera aceleración, y es que desde el primer momento quewallpaper-1 el piloto imprime la fuerza necesaria para exigir al automotor, la bestia responde demandando al conductor, así de sencillo –¿Hasta dónde quieres llegar? Yo sí puedo, ¿y tú?– parece indicarnos la fiera que responde a las líneas del legendario 911.

wallpaperAhora bien, perdemos la dimensión en cuanto a la cifra de potencia que entrega este vehículo, pues 475 caballos podrían no significar “demasiado”, pero exprimirlos de un boxer de seis cilindros y entregarlos con tal proporción nos hacen pensar que manejamos un bólido con más, muchísimo más, que además se beneficia de torque esencialmente brutal. Su desplazamiento llega apenas a los 3.799 cm³, lo que explica el altísimo poder gracias a un bloque “tan compacto” con una compresión admirable: 12,9:1. Asimismo, los 450 Nm de par máximo se entregan a las 6,250 vueltas, por lo que el auto no avanzará con solo soltar el freno, habrá que ejercer presión con el pie derecho, previo a colocarse el cinturón de seguridad.

Al interior la experiencia es inolvidable, así me lo comentaba mi jefe y amigo Guillermo Lira, Editor de la publicación, y sin duda lo fue. Durante una noche lluviosa en la Ciudad de México, tomamos la carretera hacia Toluca, y a pesar del trazado ascendente, el bólido jamás se vio afectado, eso sí, la tracción trasera y el torque no tolerarán un mínimo error y más vale que estés preparado si gustas de pisar el acelerador de este salvaje.

normal

El resultado de esta quinta generación nos entrega las prestaciones de una carrocería realizada en aleaciones de aluminio y fibra de carbón, lo que disminuye el peso hasta los 1,430 kilos, que en distribución entregan un caballo por cada tres kilogramos de peso.

Traducción en pista: completa el 0-100 en 3.5 segundos gracias al lauch-control, y continuará acelerando con fiereza para detener el crono en 7.5 seg de 0-160 kilómetros por hora. Asimismo la velocidad tope llega hasta los 315 km/h gracias a la potencia transmitida a las ruedas traseras, gestionada por una inigualable caja conocida como Porsche-Doppelkupplung, PDK, de siete relaciones y doble embrague, lo que evita pérdidas de potencia en beneficio de la aceleración y consumo de combustible.

En resumen, si deseas conducir un bestial automotor que te invite a experimentar las sensaciones que un piloto profesional siente al interior de un bólido en Le Mans, por decir algo, súbete a Porsche 911 GT3, pero no olvides que éste no admite errores, ni enfermedades del corazón…

Sobre 

Entusiasta de la comunicación y la actividad del periodismo ejercidos con profesionalismo. Manejo desde los 13 años, pero –en la actualidad– sigo jugando a los carritos.

¿Qué opinas?