#LunesDeLamborghini – Aventador

#LunesDeLamborghini – Aventador

LAMBORGHINI Llegó el siglo XXI, y el automovilismo evoluciona para continuar ofreciéndonos vehículos más potente, más ágiles, con mayor tecnología y menor peso; mucho más seguros, y extremadamente llamativos. Así nació el superauto, y bajo este mismo principio, Lamborghini continuó su camino hacia la cumbre de los bólidos más impresionantes del planeta, arropado por el gigante automotriz Grupo Volkswagen.

Su nombre es Aventador, y la tarea no era fácil, habría que cumplir con las expectativas de toda una industria y sus leyendas anteriores: Murciélago, Diablo y Countach, y ¿cómo lograrlo si cada uno de estos modelos resultó en un éxito inmediato? La respuesta es sencilla, continuar con la misma visión e incorporar tecnologías de alto valor para mejorar las prestaciones y diseño. El Lamborghini Aventador LP700-4, fue presentado en la sede oficial de Lamborghini, Sant’Agata Bolognese, y posteriormente en el Salón del Automóvil de Ginebra del 2011, y ¿cuál sería la respuesta del público tras conocer el nuevo bólido? La marca anunció que había vendido la producción de un año completo del vehículo de manera inmediata, su precio: 379 mil dólares.

LAMBORGHINI El nombre respondía a la tradición de la armadora, y es así que llamaron Aventador al monstruo de 12 cilindros a partir de el bovino de lidia homónimo que en 1993 se hiciera acreedor al Toro más bravo de la Feria otorgado por la Peña La Madroñera, gracias a una apasionada lidia protagonizada por el torero Emilio Muñoz durante la Feria del Pilar. Asimismo, la marca ha informado que la producción del Aventador está limitada a 4000 unidades, ello debido a que el monocasco de fibra de carbón ultra ligero, se fabrica a partir de moldes de vaciado, cuya expectativa de vida útil es de apenas 500 unidades y solamente se han fabricado 8 de éstos. La armadora también menciona que este vehículo posee tecnología de generaciones futuras, mínimo dos por delante de sus competidores, cimentando los comentarios en el empleo de una suspensión directamente recuperada de la Fórmula 1 y del monocasco antes mencionado.

LAMBORGHINI Los datos son simplemente sorprendentes, el motor es un V12 de aspiración atmosférica con desplazamiento de 6.5 litros, mientras alcanza una velocidad máxima de 350 kilómetros por hora y acelera de 0-100 en –tan solo– 2.9 segundos. Toda esta potencia se encuentra acoplada a una caja ISR robotizada (Independent Shifting Rod) de 7 velocidades, que asegura un cambio imperceptible en 50 milisegundos que carece de embrague. Dicho aparejo fue inventado por un empresario de nombre Joseph Michael. No obstante la la potencia se transmite a la totalidad de las ruedas mediante un embrague Haldex, que manda mucho mayor potencia a las llantas traseras y modifica su distribución hasta en un 60 % al eje delantero de ser necesario de acuerdo a la situación de manejo.

El monacasco mencionado y reforzado con una estructura de aluminio, reduce el peso de la unidad de manera significativa pues únicamente mueve la báscula hasta los 229 kilogramos al tiempo que ofrece una resistencia torsional de 35.000 Nm/grado. Finalmente podemos mencionar que el Aventador cuenta con una suspensión de tipo Pushrod (de brazos horizontales) fabricada en aluminio, misma tecnología empleada en la Categoría Reina, mientras que su sistema de frenos cuenta con material carbocerámico (400 mm y 6 pistones delante, 380 mm y 4 pistones atrás) y un sistema de freno de mano eléctrico. Versiones adicionales al modelo inicial como el Aventador Roadster y Aventador han sido puestos a la venta en ediciones limitadas, excediendo su precio considerablemente, y por pedidos especiales.

Sin duda este vehículo marca una nueva era en Lamborghini, generador del primer superauto (Miura), y eleva el listón de la industria automotriz una vez más.

Sobre 

Entusiasta de la comunicación y la actividad del periodismo ejercidos con profesionalismo. Manejo desde los 13 años, pero –en la actualidad– sigo jugando a los carritos.

1 comment

¿Qué opinas?