Charger Hellcat 2015 y Charger R/T: Muscle Cars are back!

2015 Dodge Charger SRT HellcatWashington D.C .- Un V-8 con supercargador, una pista de carreras y 700 caballos totalmente desbocados y cuando digo totalmente desbocados es literal, ya que los ingenieros se encargaron de desactivar totalmente las ayudas electrónicas que posee el Charger Hellcat 2015, para entregarnos un “muscle car” totalmente bronco y listo para domarse, bueno, eso intentamos al menos.

Las reglas eran claras, dos llantas fuera de la pista y recibirías una amonestación, cuatro llantas fuera y se acabó la diversión, todos estos comentarios más la plática previa con instructores profesionales e ingenieros de Chrysler hacían pensar que manejaríamos una bestia incontrolable, eso sí, nunca sin la compañía de un piloto profesional en el asiento del copiloto.

El circuito Summit Point Motorsports Park, construido en los años 60, ha servido de entrenamiento a estrellas como Paul Newman y Tom Cruise. Su apretada pista no deja margen al error pues los “muros” y árboles están demasiado cerca; también una de sus curvas es muy parecida al famoso “cork screw” de Laguna Seca, razones por demás obvias para poner toda la atención en el auto y en la pista.

Mientras esperamos la bandera verde podemos navegar dentro de las páginas del menú de configuración que ofrece el modo “Track” el cual endurece al máximo la suspensión, mejora el agarre y estira los cambios.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¡Verde, verde, verde!

El arranque lo hace con toda la garra y estilo de un auténtico “muscle car” pero a lo bestia, dejando su firma en el asfalto mientras la aceleración te hace sentir que eres parte del asiento y pareciera que el volante se te va a ir de las manos. Es el primer contacto con el Hellcat, nos estamos conociendo… Llego a la primera curva alargando un poco la frenada para ver cómo responden los frenos Brembo de 6 pistones con discos de 15.4 pulgadas y rotores ventilados, ¿qué se podía esperar? Sin duda hicieron su trabajo sin la menor queja y sin mostrar fatiga durante las horas que duró la prueba.

En las rectas del circuito el sonido es ensordecedor y en armonía con la imagen y el perfil del auto. De frente se ve amenazante gracias a los acentos en LEDs blancos y sus parrillas en negro, hacen que parezca una pantera al acecho.

La sorpresa fue grata pues el balance entre tantos caballos de fuerza, manejo y estabilidad está muy bien lograda, jamás notas que estás en un deportivo de 4 puertas que puede recorrer el cuarto de milla en 11 segundos, con llantas de calle y certificado por la NHRA, habría que hacer la prueba con slicks.

Al frente, un difusor se encarga de llevar el flujo de aire a los 6 radiadores que enfrían el corazón del Hellcat, sin sacrificar el balance ni el manejo; en la parte trasera lo que observarán los que circulen por la misma vía será el spoiler de una sola pieza al color de la carrocería y los tubos de 4 pulgadas que sobresalen de la fascia trasera.

En mi opinión Dodge logró una oferta bastante atractiva si hablamos del precio por caballos de fuerza, podría decirse que es una ganga y que seguramente le irá bien en el mercado mexicano, al cual llegará en febrero del 2015 a un precio de $909,400.00 pesos.

 

El hermano menor Charger R/T

Quizás en motor y números, pero no en apariencia ni en rendimiento, la primera impresión al manejar el Charger R/T es que tiene más caballos de fuerza de los que dice su ficha técnica. Se siente sobradamente ágil y retador, su balance al manejarlo dice que puedes exigirle más, que puedes frenar más tarde y que puedes acelerar más pronto, es como si fuera capaz de retar al mismo Hellcat pues el HEMI V-8 de 5.7 litros entrega 370 caballos y 395 lbs-pie de torque, suficientes para cualquier aficionado a la velocidad; además aprovecharás cualquier pretexto para manejarlo, pues en el modo ahorrador de 4 cilindros agrega 3 pasos extras en la transmisión TorqueFlite de 8 velocidades logrando así una mayor eficiencia y economía de combustible.

En la pista se siente sobrado y poderoso, no pone una llanta fuera y permite corregir en caso de entrar pasado o salir forzado de una curva. Su peculiar rugido se debe a un sistema electrónico que controla el flujo del escape dándole así una voz grave que va muy a tono con la esencia del “muscle car” americano.

El Charger R/T tendrá un precio de $654,900.00 pesos y llegará también en febrero del 2015.

Sobre 

Diseñador Gráfico de profesión, entusiasta de los motores por pasión. Interesado en el diseño en general pero en especial en el automotriz, las líneas aerodinámicas me cautivan

¿Qué opinas?