VOLKSWAGEN GOLF Highline 2018, prueba de manejo

VOLKSWAGEN GOLF Highline 2018, prueba de manejo

Estrenamos una vez más el Golf, y qué gusto nos dio volver a manejar un auto que ya en su haber cuenta más de 40 años en siete exitosas generaciones alrededor del globo terráqueo. Sólo 150 kms en el odómetro.

El Volkswagen Golf es un auto que puede ser personal y al mismo tiempo ser un excelente familiar, es decir, alberga esa cualidad de dos situaciones diarias.

Manejarlo todos los días es una garantía de comodidad, buena posición de manejo y además, buena conectividad con teléfonos inteligentes situación que facilita un traslado seguro. Incluso, encender el motor con el botón y saber que tenemos un turbo, aún más, no hacer sonreír al ver quizá en nuestro trayecto, un par de rectas y caminos con curvas para saber que tenemos un buen auto europeo en nuestro poder.

La conducción

El Volkswagen Golf Highline que tuvimos a evaluación ha mejorado en equipamiento y detalles exteriores interesantes. No así en los mecánicos, los cuales siguen siendo los mismos que el modelo 2017. Es decir, conserva el buen motor de cuatro cilindros 1.4L turbo de 150 caballos unido a una estupenda transmisión de doble embrague y accionamiento automático que realiza los cambios con extrema precisión, la famosa DSG de siete velocidades.

Para ciudad, la graduación de la suspensión es muy buena, y ya para velocidades altas, la misma es firme y permite al conductor saber que es lo que pasa en cada neumático. Los frenos, de disco en las cuatro ruedas con ABS , ASR y ESC actúan de manera correcta y le confieren al conductor una sensación de seguridad en su actuar en todo momento.

Lo manejamos por más de 820 kilómetros y el consumo fue muy bueno, logrando incluso hasta 17.9 km/l en carretera, nada más para un auto que pesa casi mil 200 kilogramos.

Detalles internos

El confort es una de sus mejores cartas, y es que ahora estrena una pantalla central “touch” de 8 pulgadas, climatronic de dos zonas, asistente de aparcamiento, sistema de entrada al auto con llave de presencia, sensor de lluvia y luz, así como rines de 17 pulgadas de doble tonalidad.

Rivales, varios pero el Volkswagen Golf tiene una excelente fama de buen auto y justo eso le vale para hacerse de dueños muy satisfechos que seguro vienen de un Ford Focus, KIA Forte, Mazda3 y hasta un Peugeot 308.

Precios y versiones:

 Golf Comfortline, desde 355 mil 990 pesos

Golf Highline desde 419 mil 990 pesos

Fotos: Mario Rossi y VW México

Sobre 

Apasionado del mundo automotor, periodista por afición y amante de los vehículos que usan los elementos refinados del petróleo. Coeditor del suplemento semanal Autos Publimetro, en donde ponemos especial cuidado en todo aquello que se mueve gracias a un tren motor y ruedas.

Entusiasta de los aviones, aprendiz de las redes sociales y fiel observador de la cartografía mundial, así como de las diferentes culturas del globo terráqueo.

¿Qué opinas?