Tips para un manejo seguro en el verano (primera parte)

Tips para un manejo seguro en el verano (primera parte)

Las tan anheladas vacaciones de verano están a punto de comenzar y seguramente llevas meses planeando todo para que sean perfectas, sin embargo, si vas a viajar en auto un pequeño descuido puede arruinarlas, para evitarlo hemos preparado una serie de tips que seguramente te serán de gran utilidad y minimizarán las posibilidades de que algo suceda. En esta primera parte hablaremos de los puntos básicos a revisar en el estado general del tu auto, toma nota.

Antes de salir

De acuerdo con la National Highway Traffic Safety Administration (NHTSA) lo primero que hay que hacer es enfocarse en los aspectos básicos de seguridad, así que comencemos…

 

  • Lleva tu carro a servicio.

Realizar regularmente el mantenimiento de tu auto es lo ideal, no obstante, antes de salir a carretera los puntos básicos a considerar son: el cambio de aceite, revisión del estado de la batería y la rotación de llantas. Estos tres aspectos podrían evitar una descompostura. Si el vehículo ha recibido sus mantenimientos según lo marca el manual, seguramente está en condiciones de salir a carretera, en caso contrario, debes realizar un mantenimiento preventivo en el que justamente se revisan los puntos antes mencionados.

 

  • Revisa si no hay recalls para tu auto.

Cuando las armadoras detectan un problema en algún componente de sus vehículos están obligadas a realizar los denominados recalls o llamados a revisión para corregirlos y notificar a los dueños, más cuando éstos comprometen la seguridad del vehículo. En Estados Unidos es precisamente la NHTSA el organismo encargado de regular estos llamados, no obstante, en nuestro país la mayoría de las veces los dueños no se enteran de la existencia de estos recalls. Vale la pena que preguntes directamente en tu agencia o que revises www.alertas.gob.mx, la página dispuesta por la Profeco para hacer públicos este tipo de llamados.

 

  • Bandas y mangueras

Sé que pocas veces nos damos el tiempo de revisar lo que hay debajo del cofre pero debemos hacerlo, echa un vistazo a todas las bandas, mangueras y sus conexiones para asegurarte de que no haya signos de que estén agrietadas o con cortes en el hule, ya que estas se degradan con mayor frecuencia por el calor en el verano.

  • Limpiaparabrisas

Revisa a conciencia los delanteros y traseros, los cambios de temperatura hacen que estos componentes se desgasten con gran facilidad. Ya hemos visto la intensidad de las lluvias veraniegas en estos últimos días, así que deben funcionar y limpiar perfectamente por si te enfrentas a una fuerte lluvia en carretera. Recuerda que una buena visibilidad es fundamental.

 

  • Aire Acondicionado

La falta de aire acondicionado en un día caluroso de verano afecta a personas que están en mal estado de salud o son sensibles al calor, como los niños y adultos mayores.

 

  • Tapetes

Pudiera parecer algo exagerado, pero si tu auto tiene tapetes instalados incorrectamente éstos pueden interferir con el funcionamiento del pedal del acelerador o del freno, aumentando el riesgo de un accidente. Así que la recomendación es retirar los tapetes viejos, y asegurarte de que los nuevos sean del tamaño adecuado para el modelo de tu auto. Si están disponibles, utiliza los clips de retención, muchos de los nuevos autos ya cuentan con ellos, de esta manera quedan fijos los tapetes y evitas que se deslicen hacia adelante.

Lo que no puede faltar para enfrentar una emergencia:

Recuerda que incluso un vehículo en buen estado puede descomponerse, por eso es fundamental que empaques un kit de emergencia compuesto de:

  • Un teléfono celular cargado para pedir ayuda cuando y donde lo necesites.
  • Botiquín de primeros auxilios.
  • Linterna.
  • Cables pasa corriente.
  • Medidor de presión de neumáticos.
  • Lata de sellador de llantas.
  • Gato y una alfombrilla para cambiar una llanta en caso necesario.
  • Guantes de trabajo y un cambio de ropa.
  • Herramientas básicas de reparación y cinta adhesiva para reparar temporalmente una fuga de alguna manguera.
  • Agua y toallas de papel para limpiar.
  • Alimentos no perecederos, agua potable y medicinas.
  • Líquido extra para lavaparabrisas.
  • Mantas, toallas y abrigos de emergencia.

 

Ahora sí ya estás lista para disfrutar de unas merecidas vacaciones, recuerda más vale prevenir.

Guardar

Sobre 

Comunicóloga especializada –y apasionada– de los medios impresos y electrónicos.

¿Qué opinas?