Tips para un manejo seguro en el verano (segunda parte)

Tips para un manejo seguro en el verano (segunda parte)

Cuando de viajar en familia se trata definitivamente la seguridad es primero, protegerte a ti misma y a tus seres queridos debe ser una prioridad, estoy segura de que tomando en cuenta los tips que a continuación vamos a compartirles (y los incluidos en nuestro reportaje anterior), estará garantizada gran parte de la diversión en estas vacaciones.

  • Usen el cinturón de seguridad

El primer punto a considerar, aunque pueda parecer obvio, es abrocharse el cinturón. Me sorprende ver todavía a muchas personas circular sin usarlo, así que no está de más recordar que todos los pasajeros deben usarlo en cada viaje por muy corto o largo que este sea. Es importante que papá y mamá pongan el ejemplo siempre.

  • Protejan a los niños

Si vas a viajar con pequeños, hay que tomar las siguientes precauciones para mantenerlos a salvo:
• Todos los niños menores de 13 años deben viajar en el asiento trasero.
• Asegúrate de que los asientos de seguridad estén instalados adecuadamente y de acuerdo al peso y edad de los niños ya sea la silla del bebé, el asiento elevador o, si son mayores a los 13 años, que el cinturón de seguridad esté ajustado a su tamaño.
• Nunca dejes a tus hijos desatendidos dentro o fuera del vehículo.

•Cierra siempre el vehículo al salir de este para evitar que los niños jueguen o queden atrapados dentro de él.
Ya en el camino… mantente alerta

Recuerda que los viajes largos pueden ser difíciles para los niños, y ni qué decir,para los papás, el estrés que puede provocar un niño llorando o desesperado puede convertirse en un factor de riesgo, así que lo ideal es planear algunas paradas a lo largo del camino para estirarse, comer, beber algo y por supuesto llevarlos al baño.

Si el viaje es muy largo lo recomendable es cambiar de conductor, sobre todo si el piloto principal se siente cansado o somnoliento. En caso de que no te sientas segura de manejar en la noche o en lluvia, consideren pasar la noche en un hotel o en casa de algún familiar.

Para hacer el viaje más fácil y menos agotador para todos, no olvides llevar algunos de sus libros favoritos, videos, películas o juguetes divertidos para mantener a los pequeños contentos y entretenidos.
Si eres tú el o la conductora designada, recuerda que tu única responsabilidad es mantener los ojos en el camino y las manos en el volante, ninguna llamado o mensaje es tan importante como para descuidar tu vida y la de tus pasajeros, con un segundo basta para que la historia cambie.
Respeta a quienes van en el camino
En esta época vacacional salen a carretera gran cantidad de familias en sus vehículos, pero también encontrarás en el camino a motociclistas, ciclistas y peatones, recuerda que cada uno de ellos tienen los mismos derechos, privilegios y obligaciones, solo hay que tomar en cuenta que estos usuarios son más vulnerables porque no tienen la protección de un automóvil, camión o autobús.
Es importante mantener una distancia más amplia entre tu auto y una motocicleta –el equivalente a 3 o 4 segundos–, porque las motos son mucho más ligeras que otros vehículos y pueden detenerse a distancias mucho más cortas.

No olvides utilizar las direccionales y activarlas con tiempo suficiente cuando quieras cambiar de carril o tomar alguna salida. Esto permite que otros usuarios de la carretera se anticipen a tu movimiento y encuentren un camino seguro.
En lo que respecta a los peatones como conductor debes recordar que:

• Puedes encontrarte con peatones en cualquier sitio y en cualquier momento.
• Cada vez es más común toparsse con peatones que caminan distraídos texteando o hablando por el celular, así que mantén tus ojos abiertos por si te encuentras con un peatón así.
• Los peatones pueden ser muy difíciles de ver, especialmente si hay mal tiempo o por la noche.
• No asumas que los peatones pueden verte.

Evita la conducción riesgosa

¿A qué se refiere esto? La conducción riesgosa es cualquier cosa que distrae tu atención al conducir. Las formas más comunes de distracción son el uso del celular, mensajes de Whatsapp, comer, beber, hablar con los pasajeros, así como el uso de tecnologías y dispositivos electrónicos portátiles.
El uso de alcohol y drogas definitivamente es otra forma de conducción riesgosa ya que puede perjudicar la percepción, el juicio, las habilidades motoras y la memoria.

Exceder los límites de velocidad, es otro de los aspectos que debes considerar para evitar una conducción riesgosa.

Todos queremos llegar a disfrutar de las vacaciones lo antes posible, sin embargo, una imprudencia con la velocidad, o al no considerar un aspecto básico de seguridad puede cambiar totalmente la historia.

Sobre 

Comunicóloga especializada –y apasionada– de los medios impresos y electrónicos.

¿Qué opinas?