Spark EV, “…La energía no se crea ni se destruye, solo se transforma…”

Spark EV, “…La energía no se crea ni se destruye, solo se transforma…”

No cabe duda que el futuro nos alcanza, o quizá esta generación goza del privilegio de mirar una evolución acelerada en la industria, cosa que no se veía hace una década, y mucho menos hace tres. La conducción autónoma está a la vuelta de la esquina, las funciones inteligentes forman parte ya de los sistemas de seguridad, y la energía, bueno, retorna a su principio básico resguardado por la Ley de Conservación de la Materia: “…No se crea ni se destruye, solo se transforma”.

Spark EV recibe una unidad de propulsión y motorización totalmente eléctrica gracias a su construcción en la Planta de Transmisiones de GM en White Marsh, Maryland, cerca de Baltimore, pero vayamos a los detalles que harán que usted, estimado lector, y nosotros mismos comprendamos mucho más a detalle la importancia de manejar un eléctrico de estas características.

SPARK EV 2015

“La gasolina se volvió retro”

Los motores de combustión interna necesitan ayudas para entregar su mejor cifra de potencia de acuerdo a las revoluciones por minuto a las que deberá trabajar el bloque, lo cual ocasiona una curva de potencia-torque que no siempre se entregará a la medida de nuestras necesidades. Es decir, tome como ejemplo un superdeportivo con un motor turbocargado e inyección directa de última generación, aún éste necesitará de fracciones de segundo vitales para generar la energía explosiva que accione a los pistones y éstos a su vez al cigüeñal, elemento encargado de transformar movimiento rectilíneo alternativo en circular uniforme y a partir de ahí transferirse a las llantas. Ahora bien, con una motorización que libera cierta cantidad de energía, la pérdida de tiempo es prácticamente nula, imperceptible, imagine una descarga eléctrica y su inmediato resultado.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Conducción: 

Spark EV es un vehículo que fue develado en noviembre de 2012, no obstante, ha transformado los sueños de muchos usuarios de vehículos en realidad: “0” emisiones. Su motor eléctrico permanentemente refrigerado por aceite, obtiene la energía gracias a una batería de iones de litio que ofrece una potencia cercana a los 130 hp´s, los cuales no parecen mucho, pero la cifra de torque se compara con un motor V6 de alto desempeño: 327 libras pie entregadas de manera directa gracias a una transmisión automática –no convencional– a los neumáticos, dando como resultado un 0-100 en tan solo 7.6 segundos, y no estamos hablando de un vehículo de altas prestaciones, sino de un “metropolitano”. Asimismo, su rango completará los 132 km con una velocidad máxima de 145 km/hora, mientras que su cargador fijo de 240 Voltios podrá dotarlo de energía suficiente para tres días de trayectos. Adicionalmente cuenta con un cargador portátil de la mitad del voltaje y está equipado para soportar cargas en estaciones rápidas de hasta 440 Voltios. Este bebé color azul cielo posee un freno regenerativo que capturará la energía cinética, además de que rueda con llantas de baja resistencia para ayudar a mejorar el consumo energético, embellecidas por rines de 15 pulgadas.

Interior:

Piense en un Spark inteligente con lo suficiente para trasladarlo en una metrópoli, posee un paquete de seguridad excepcional con frenos ABS, Hill Start Assist, SatabiliTrak®, monitoreo de presión de llantas y diez bolsas de aire, cinturones de seguridad de tres puntos y, además cuenta con asientos de piel calefactables, un par de pantallas de cristal líquido de 7″, sistema de sonido de seis bocinas con radio MyLink®, Bluetooth, USB y sistema OnStar®.

Con Spark EV el futuro es hoy, y la conducción eficiente y urbana recibe a un aliado más de cara a una nueva movilidad en las ciudades que, al beneficiarse de instalaciones de carga y apoyos por parte de los diferentes gobiernos, pondrá –inminente– fin a la contaminación ambiental a consecuencia de las motorizaciones a base de combustibles fósiles.

Semáforo:

Verde: un auto ideal para la ciudad, cero emisiones, eficiente y con autonomía suficiente para los trayectos diarios. Seguridad excepcional y confort al interior.

Amarillo: si desea mayor espacio de carga podrá sentirse limitado, no obstante es un vehículo para uso 100% urbano, y bien cabe lap top, portafolios y los insumos de la semana.

Rojo: asegúrese de contar con las instalaciones correctas para recargar su vehículo. De la oferta de vehículos totalmente eléctricos es el que menos futurista se nota, llámelo ventaja o desventaja, depende la intención de compra.

Precio y Competencia:  499,900 pesos / Nissan Leaf, Renault Twizy y BMW i3.

Sobre 

Entusiasta de la comunicación y la actividad del periodismo ejercidos con profesionalismo. Manejo desde los 13 años, pero –en la actualidad– sigo jugando a los carritos.

¿Qué opinas?