¿Minivan o SUV?, he ahí el dilema

¿Minivan o SUV?, he ahí el dilema

Digamos que llegaste a la conclusión de que necesitas un vehículo familiar con tres filas de asientos. La buena noticia es que tus opciones son limitadas y que estás muy cerca de encontrar el que realmente funcionará para ti. Y aunque lo tengas claro en algún momento deberás preguntarte qué es lo que prefieres y requieres en realidad: una minivan o un SUV.

Esta podría ser considerada hoy en día la pregunta del millón porque siendo honestos, los productos que están en el mercado son sumamente atractivos en términos de tecnología, desempeño y diseño. Para llegar al fondo del debate minivan vs SUV, dejé a un lado el aspecto tecnológico y me acerqué a un grupo de mamás para preguntarles qué prefieren y por qué.

Espacio y comodidad con una terera fila de asientos.

Ambos son atractivos

De esto no hay duda, todas coincidieron en ello y a todas les parece un aspecto fundamental de la decisión, sin embargo, debemos aclarar que las minivans fueron diseñadas para trasladar a familias enteras cargando todo lo que cada uno de los integrantes puedan necesitar en su día a día. Su estructura les permite contar con muchos espacios de almacenamiento y sus puertas laterales corredizas son de gran ayuda para el ascenso y descenso de los niños, esto específicamente es lo que más gusta a las mamás consultadas.

Por otra parte, el atractivo de los SUV es obvio: parecen grandes y la mayoría se conducen como autos, con la ventaja que da la altura que ofrecen para tener un panorama más claro del camino. Igualmente cuentan con mucho espacio interior para colocar las sillas, pañaleras, mochilas y un sinfín de etcéteras.

La oferta de minivans

Por años los líderes de este segmento de mercado han sido la Honda Odyssey y la Toyota Sienna, sin embargo, en los últimos meses el resurgimiento de este segmento nos ha traído el regreso de la Pacífica de Chrysler, la llegada de la Dodge Caravan –hasta ahora la más accesible en términos económicos– aunque KIA también quiere una rebanada de este segmento y próximamente lanzará su modelo Sedona.

Estos vehículos ofrecen buena potencia con motores V6 que van desde los 280 hasta los 296 caballos de potencia, así como un buen manejo tanto en ciudad como en carretera y son seguros. Características como las puertas laterales corredizas y las cámaras auxiliares para que las dimensiones no sean un problema al momento de estacionarse son realmente apreciados, además de los sistemas de entretenimiento para que los pequeños pasajeros disfruten el camino.

Los precios van desde los $456,900 (Caravan) hasta los $919,900 (Pacífica), aspecto que seguramente será fundamental para la toma de una decisión.

SUVs, el segmento de más crecimiento

Para algunas de las mamás consultadas la balanza se inclina más hacia el lado de los SUV, eso sí, saben que la decisión tendrá que ser un poco más pensada porque es uno de los segmentos que más ha crecido en los últimos años, sobre todo en los medianos, así que la oferta es mucho más amplia.

Estos vehículos son ideales para la ciudad, son sumamente eficaces, versátiles y no necesitan ser propulsados por enormes motores por lo que el gasto en cuanto al consumo de combustible será mucho más razonable, además, para compensar sus motores V4 muchos de estos modelos cuentan con sistemas turbo para que la respuesta sea más eficiente en el momento que se requiera de mayor potencia.

En la competencia de los SUV se enfrentan marcas como: Ford, Honda, Volkswagen, SEAT, Subaru, KIA, Hyundai, Mazda, Toyota, Nissan, Renault, Jeep… y la lista sigue creciendo, en este caso, la recomendación es acercarse a la marca de tu preferencia y conocer el equipamiento y sobre todo solicitar una prueba de manejo, de eso dependerá en gran medida la decisión familiar, además claro, del presupuesto. Evalúa costos, consumos de combustible, ventajas en cuanto a garantías del vehículo, servicios.

Los modelos que destacan aquí son: Dodge Journey, Escape, CR-V, Tucson, Compass, Sportage, Mazda CX5, Outlander, Nissan X-Trail, Renault Koleos, SEAT Ateca, Subaru Forester, Suzuki Grand Vitara, Toyota RAV4, Volkswagen Tiguan y la lista sigue creciendo.

 

¿Una es mejor que otra?

La verdad es que todo depende de tu presupuesto y de lo que como familia requieran, si se busca mejor control en carretera, mayor espacio interior y capacidad de carga, una minivan será tu opción, en cambio si lo que necesitas es un buen desempeño en ciudad, el mismo espacio interior que el de un sedán y una imagen más atractiva, los SUV seguro se colocarán en tu preferencia.

Analiza tus necesidades de espacio y tus rutinas familiares y seguro sabrás hacia qué lado de la balanza dirigirte.

 

Sobre 

Comunicóloga especializada –y apasionada– de los medios impresos y electrónicos.

¿Qué opinas?