MANEJAMOS TODOS: GTI PERFORMANCE PACKAGE, GTE, GTD Y GOLF R.

MANEJAMOS TODOS: GTI PERFORMANCE PACKAGE, GTE, GTD Y GOLF R.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Durante el extraordinario viaje a vivir la experiencia del GTi Treffen a orillas del lago Wörthersee en Austria, complementamos la visita manejando muchas versiones del hatchback más afamado del mundo.

Cualquier motor o cualquier equipamiento, manejar un Golf siempre es una experiencia. Y como no, si los interiores corresponden a un auto premium, con una pantalla táctil de 9.2 pulgadas, a color para controlar todo el sistema de info entretenimiento al centro del tablero y por si fuera poco, la mayoría de las versiones ya incorporan Digital CockPit, desapareciendo el odómetro convencional y mostrando toda la información de manera digital en una pantalla de alta resolución, a color y de 12.3 pulgadas. Aquí se muestra tacómetro, velocímetro, GPS al centro, temperatura, velocidad digital, consumo, autonomía, por mencionar solo algunos. Además, es configurable.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Dependiendo la versión, ya se incorpora el Control de Gestos, que nos ayuda a poder movernos entre los menús disponibles en la pantalla central, con tan sólo mover la mano hacia la izquierda o derecha y seleccionar algún elemento con tan sólo señalarlo. Además, justo detrás de la palanca se encuentra un compartimento especial en donde se puede poner el celular y comenzará a cargar automáticamente por inducción (opcional)

Además, gracias a los sensores frontales y a la cámara que va supervisando el camino, podemos tener múltiples asistencias, como Emergency Assist, que nos ayuda a frenar el auto sin pisar el pedal en situaciones de tráfico y a baja velocidad. También tenemos Control de Crucero Adaptativo, que nos permite establecer la velocidad a la que queremos viajar constantemente en carretera y si se pone un auto en frente a menor velocidad, el sistema ajustará la velocidad para evitar un choque sin tocar los pedales.

GTE. Diversión y eficiencia.

Como su nombre lo indica, algo hay de eléctrico. Se trata de una versión híbrida y enchufable (algo que no todos los híbridos son) del querido Golf. Si bien hay ya una opción completamente eléctrica con 300km de autonomía ofertada en Europa, llamada eGolf, este GTE, es el paso anterior a un 100% eléctrico para quienes no pueden dejar ir la gasolina todavía.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Cuenta con un motor 1.4 TSi e-power, el cual en conjunto con el motor eléctrico (150 gasolina + 54 eléctrico) logran 204 caballos de fuerza. La transmisión, una DSG muy eficiente y probada de 6 velocidades. El consumo, increíble. Apenas 1.7L por cada 100 km recorridos, según cifras oficiales.

El manejo es muy confortable y silencioso gracias a un gran ensamble de carrocería e interiores. Muy cómodo para la ciudad, muy noble y la conexión del motor a gasolina cuando requiere cargar las baterías, es muy suave. Prácticamente no se percibe. Al exigirle, responde muy bien y se nota el torque de la parte eléctrica. Recordemos que los híbridos prácticamente compiten con el que se ponga en frente.

Cada día es más normal estar manejando un auto híbrido. En ciertas personas, resultará mucho mejor que manejar un auto a gasolina. Es más silencioso, económico y por si fuera poco, con gran torque para cualquier situación.

No se ofrece en nuestro mercado, pero en Europa se comercializa con un precio de 40,250 euros.

GTD. Todo un “Long Distance HatchBack”.

Uno de mis favoritos. Cuando la eficiencia y el buen gusto se unen, resulta esto. El GTD es tener un GTi pero con motor diesel y muchos dirán que prefieren el de gasolina, pero creo que no han manejado ni exprimido las bondades de un motor diesel. Han avanzado mucho y si de por si eran económicos en consumo de combustible, ahora lo son más. Por si no fuera suficiente, la potencia se ha elevado mucho en estos autos diesel, además del famoso gran torque.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Lo manejamos en versión 3 puertas y se ve espectacular. Por dentro, todo el equipamiento de alta gama. El manejo, excelente. Muy confortable, potencia y torque prácticamente al instante y en carretera es lo que en el argot de autos en inglés se llama long distance cruiser. No es el auto explosivo como un GTI con motor a gasolina, pero tiene muy buen empuje, prácticamente el mismo equipamiento y el doble de eficiencia en consumo de combustible.

Se ofrece con un motor 2.0 TDi con 184 hp que puede estar acoplado a una transmisión manual de 6 velocidades o a una DSG de 7 relaciones para mejorar aún más el consumo de gasolina.

No se ofrece en nuestro país. En Europa se ofrecen distintas versiones de equipamiento, pero la que manejamos siendo la más equipada con DSG, tiene un precio de 35,420 euros en promedio.

GTI Performance Package.

Una versión más vitaminada del GTi “convencional” si es que se le puede llamar así. Sencillamente, destaca por la calidad de ensamble y en todos los detalles. Fácilmente podría ser mucho mejor que algunas versiones de autos “premium”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Esta versión Performance Package destaca ya que tiene el mismo motor 2.0L TSi pero con 245 caballos de fuerza, que lo proyectan hasta 100 km/h en tan sólo 6.4 segundos y llega a 250km/h como velocidad máxima. Además, en esta versión exclusiva incorpora un bloqueo de diferencial delantero y dirección progresiva. En conjunto, logran que el auto prácticamente no presente subviraje. La sensación de manejo es muy distinta con este nuevo equipamiento. Si era un auto bueno en curvas, ahora destacará frente a sus rivales de tracción delantera, ya que se siente mucho más agarrado al piso y transmitiendo más a través de la dirección, que por cierto, es extremadamente suave.

Debido a la carrocería 20 milímetros más baja y que amortiguadores y barra estabilizadora tienen una puesta a punto deportiva, es imposible no querer tomar todas las curvas entre Los Alpes a toda velocidad, algo que no le inquieta nada a este super hatchback.

Como buen auto alemán, todo está bien balanceado y si las prestaciones son mayores, también lo han de ser los frenos. Estos crecen a un diámetro de 340mm y las siglas GTI se muestran en los calipers pintados de rojo.

El hatch llevado al extremo: GOLF R.

La versión más lúdica del Golf estuvo presente durante nuestras pruebas de manejo entre Alemania y Austria. El sitio, inmejorable: las famosas Autobahn. El motor 2.0 Turbo que tantos buenos resultados le ha dado a Volkswagen, se hace presente nuevamente pero ahora erogando ni más ni menos que 310 caballos de fuerza y 280 libras pie de torque para este Golf R.

La transmisión DSG es de 7 velocidades y ha sido mejorada. Ahora, los cambios son menos perceptibles y más rápidos. Ahora, es debido decirlo, imposible ganarle con una transmisión manual. La tracción, 4 Motion y con suspensión deportiva al máximo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Los frenos controlan perfectamente cualquier aceleración frenando casi como los autos superdeportivos de alta gama. Créanme, es impresionante. La aceleración es brutal y cambia la percepción: ya el famoso “cero a cien” se sabe que es rapidísimo, pero me impactó más que llega a 200 kilómetros por hora sin poner un pero y sigue, como si fuéramos acelerando de 60 a 120.

Las curvas son uno de sus lugares predilectos. La estabilidad es una combinación de muchos componentes y en este Golf R, la mezcla es excelente. No le sobra ni le falta nada. Pleno control, gran potencia y listo para batir a cualquiera. Así es el Golf R.

Afortunadamente llegará a nuestro país en Septiembre u Octubre de este año y tendrá un precio de alrededor de 650 mil pesos. Vale cada peso…

Sobre 

Ingeniero Industrial especializado en el sector automotriz, con una profunda pasión y conocimiento por la mecánica y funcionamiento de todos los autos.
Desde pequeño, exaltado por el manejo deportivo en cualquier instancia y fanático de los autos europeos.
Aficionado a la aviación y con experiencia en los medios, TV y radio.
@zuckermann7

¿Qué opinas?