A prueba: Lincoln Navigator, el lujo de la conducción en familia

A prueba: Lincoln Navigator, el lujo de la conducción en familia

 

Que cada uno de los integrantes de la familia pueda disfrutar a bordo de un vehículo los trayectos, sin importar qué tan largos o cortos sean, es un verdadero lujo, y la joya de la corona Lincoln es prueba de ello.

Este es un vehículo en el que Lincoln ha cuidado hasta el más mínimo detalle para crear una experiencia de manejo especial en sus dos versiones, Reserve Corta y Larga, esta última con capacidad para 7 pasajeros, fue la que tuvimos oportunidad de conducir.

Primero hablaré de su motor 3.5L V6 Turbo –el más poderoso de la marca– que es capaz de entregar 450 caballos de fuerza transmisión SelectShift® de 10 velocidades. Su desempeño, especialmente en carretera, fue realmente excepcional.

La experiencia de manejo

Lincoln Navigator es un vehículo en el que se ha cuidado hasta el más mínimo detalle para crear una experiencia de manejo especial. Desde que te acercas a él, parece darte la bienvenida ya que se despliegan estribos para facilitar el acceso. Los estribos iluminados se despliegan automáticamente, mientras que un tapete luminoso con el logo Lincoln en la entrada de la puerta se proyecta en el piso Ya adentro es posible personalizar tu espacio gracias las 30 posiciones de los asientos, que parecen envolver al conductor otorgando soporte lumbar e incluso a las piernas y qué decir del masaje en los asientos para hacer más cómodos los trayectos. La consola central permite mantener fuera de la vista el teléfono móvil y cargarlo inalámbricamente. Además, es el primer SUV en tener la última generación de modos de manejo: Emoción, Moderado, Normal, Normal 4×4, Resbaladizo, Subida lenta o Condiciones extremas, así que puedes estar seguro de que responderá sean cuales sean las condiciones del camino que llegues a enfrentar.

 

Dadas las dimensiones de este SUV (más de 5.5 m de largo) cuenta con todos los elementos necesarios para facilitar su manejo, desde la Cámara 360º que resulta de gran utilidad no solo al estacionarlo sino incluso al maniobrar por calles angostas, hasta el Sensor de punto ciego.

También cuenta con una pantalla central de 10 pulgadas LCD y un panel de instrumentos digital de alta definición de 12 pulgadas y el muy útil sistema Head Up Display con la información esencial para mantener la atención en el camino.

Ideal para viajar en familia

Colocar la silla del bebé es realmente fácil, quedando a una altura que le permite hasta a los más pequeños de la familia tener una perspectiva distinta del camino. Mención aparte merece su amplio (amplísimo) techo panorámico Vista Roof, la delicia de chicos y grandes.

Las mamás siempre buscamos colocar un espejo retrovisor auxiliar para ver lo que los niños están haciendo, pues Lincoln Navigator incorpora con uno, a eso llamo yo cuidado en los detalles.

No puedo dejar de mencionar el sistema de infoentretenimiento con dos pantallas de 10 pulgadas en las que  se pueden reproducir videos, películas y fotos e incluso sincronizar con tus dispositivos electrónicos.

Algo que puede resultar complicado en un vehículo es activar la tercera fila de asientos, en Lincoln Navigator es realmente sencillo, ¡no necesitamos al marido para hacerlo! Con el simple toque de un botón se activa o desactiva obteniendo un espacio de carga impresionante.

Precios y versiones

Reserve corta

Precio $1,725,600

Reserve Larga

Precio $1,825,600

 

Detalles que enamoran

  • Tapete de bienvenida
  • Sistema de Audio Premium Revel by Harman® con 20 bocinas
  • Puertos USB: 2 en la consola de Piso delantera, 2 en la segunda fila, 2 en la tercera fila localizados en la puerta.
  • Control de velocidades mediante una serie de botones tipo piano.
  • SYNC® 3 con Apple CarPlay® y Android Auto®

 

 

 

 

Sobre 

Comunicóloga especializada –y apasionada– de los medios impresos y electrónicos.

¿Qué opinas?