Euzkadi, 80 años rodando con México

Euzkadi, 80 años rodando con México

Pocas, muy pocas compañías logran adaptarse a las necesidades y preferencias de los consumidores. Euzkadi, luego de ocho décadas, lo ha conseguido ofreciendo una completa gama de productos desarrollados específicamente para el mercado mexicano. Echemos un vistazo a esta empresa que ha evolucionado con México…

Compañía Hulera Euzkadi comenzó operaciones como una empresa 100% nacional en 1936 bajo el mando de su fundador, don Ángel Urraza. Con el paso de los años y por la calidad de sus productos –que competían de tú a tú con los producidos en países más industrializados– se consolidó como una de las mejores opciones ya que ofrecía llantas para toda clase de vehículos automotores y bicicletas.

Con el paso de los años, la empresa se desarrolló hasta ocupar el primer lugar de ventas entre las llanteras que en aquella época importaban neumáticos de sus propias casas matrices y otras que además las fabricaban en nuestro país.

La evolución y la innovación

Foto cortesía Euzkadi.

Su posición como líder en el mercado le permitió ser pionero en la introducción de tecnologías innovadoras al país, por ejemplo, en 1952, Euzkadi lanzó la primera llanta sin cámara: Sellomatica, adelantándose a sus competidores. Posteriormente, con algunas modificaciones y ante el éxito y aceptación de este producto se presentó la llanta Solomatica, sin cámara, imponiéndose en el mercado. Con el eslogan: “Son irreventables y contra ponchaduras” se presentó con una campaña a nivel nacional causando un fuerte impacto entre los automovilistas de la época.

Creyendo en el poder de la publicidad, Euzkadi innovó en la manera de comunicar las cualidades de sus productos, en 1954, cuando los anuncios espectaculares sobre los edificios altos eran prácticamente inconcebibles, la marca instaló un anuncio de 75 metros de altura a partir del suelo, donde las palabras Goodrich Euzkadi, coronadas por una majestuosa llanta iluminada en rotación, lucían a su máximo esplendor sobre el edificio marcado con el número 1 de Paseo de la Reforma –donde convergen las avenidas Juárez y Bucareli–, convirtiéndose en un punto de referencia.

La llegada de la llanta radial

Para subirse al tren de los avances tecnológicos que se estaban generando en Estados Unidos, Euzkadi realizó considerables inversiones en sus

Foto cortesía Euzkadi.

instalaciones para fabricar la llanta radial y ponerla al alcance del consumidor nacional, hecho que se vio consumado a finales de 1969. A partir de entonces, Euzkadi sería conocida como “La compañía de la llanta radial”.

En los últimos años de la década de los 70 y siguiendo su filosofía de innovación, Euzkadi lanzó al mercado lo que se conocería como la nueva generación de Euzkadi Radial en México que incluía a la nueva P-Métrica, Euzkadi Radial T/A. Con el lanzamiento de esta nueva línea, Euzkadi siguió a la vanguardia como la empresa mexicana que fabricaba las mejores llantas para todo tipo de vehículos, con los materiales más resistentes y la tecnología más avanzada de la época.

Renovarse o morir

En 1991, Euzkadi se integró a Grupo Carso, con el apoyo, la fuerza y la sinergia de negocios que ello implicaba. Para 1992 bajo esta nueva administración, se realizó un contrato de asistencia tecnológica con la empresa alemana Continental AG, con el objeto de contar con apoyo en la investigación y desarrollo del producto y del proceso.

Este acuerdo incluía tanto transferencia de tecnología como colaboración en las áreas de marketing y distribución permitiendo a Continental AG expandir la distribución de su marca Continental en el mercado mexicano. Con estos acuerdos, Continental fortaleció su presencia en México junto con la marca Euzkadi que gozaba con amplia presencia en el mercado nacional.

Para 1996 el impacto de estos cambios en la organización interna de Euzkadi la llevaron a conseguir un importante aumento en la productividad. Para adaptar la tecnología de punta otorgada por Continental de acuerdo con este contrato, la nueva administración de Grupo Carso realizó una millonaria inversión con el propósito de continuar produciendo, a mejores costos, productos de excelente calidad. Gracias a estas inversiones la planta de Euzkadi en El Salto, Jalisco, se consolidó como la más moderna y eficiente de Latinoamérica.

Durante los siguientes años, la marca Euzkadi continuó con gran presencia en el mercado de las llantas debido a las inversiones en maquinaria y equipo consistiendo esta fase en la adecuación de la tecnología Euzkadi a la de Continental para la producción de la nueva línea de llantas Sport Drive, serie 70 y 80, así como la línea de camión Super Milla y otras medidas especiales. Se amplió asimismo la producción de la línea de llanta agrícola y se inició la producción de la llanta marca Continental.

El inicio de una nueva era: Euzkadi hoy

En 1999, la empresa alemana Continental AG adquiere a Euzkadi. Esta operación representó para Euzkadi una oportunidad de negocio ya que a partir de ese momento contó con el soporte tecnológico, financiero y estratégico del Segundo Proveedor de la Industria Automotriz a nivel mundial.

Sin duda, la incorporación de la tecnología de Continental a la tradicional línea de productos Euzkadi ha renovado sustancialmente sus llantas al contar con nuevos y modernos materiales, diseños y una gran variedad de productos dirigidos específicamente para ser utilizados en los caminos de México, tanto en el segmento de Auto y Pasajero las líneas EuroSport ZR, Eurodrive 2, Overlander AT, Overlander HT2, Campera LT2 y All Terrain así como en Servicio pesado tal es el caso de Robusta AP, Robusta DR y Euro MT2.

 

Todas ellas, diseñadas para ofrecer altos niveles de performance y durabilidad que los segmentos demandan por esto y por su diseño e innovaciones.

Euzkadi es la marca de llantas que durante más de 80 años ha acompañado a varias generaciones en México y que en 2018 está decidida a seguirlo haciendo con nuevos productos.

Las llantas Euzkadi… ¡Duran más!

 

Guardar

Guardar

Sobre 

Comunicóloga especializada –y apasionada– de los medios impresos y electrónicos.

¿Qué opinas?