Downsizing automotriz… ¿Cuáles son los motores más pequeños de México?

Downsizing automotriz… ¿Cuáles son los motores más pequeños de México?

¿Un motor de 4 cilindros para movilizar a siete pasajeros y mover más de dos toneladas de peso? Sí, es posible gracias a la ayuda de las nuevas tecnologías: turbocompresores, supercargadores, inyección directa/estratificada etc. Todo ello forma parte de la nueva generación de motores que, recuperan los turbos y modifican su interior para evitar que el desgaste “se los coma” de pronta manera.

¿Qué hay que saber del downsizing antes de hacer una compra?

Usted, estimado lector no está obligado a conocer a detalle la industria para saber qué está comprando, pero lo recomendable es hacer una investigación básica para conocer el tamaño de la inversión que está por realizar. En ocasiones se puede obtener la misma apariencia exterior, o como dice mi querido Mario Cañas, colaborador y amigo: el maquillaje, pero un –muy– diferente performance únicamente por el tren motor y la caja de tranmisión. Usted en ocasiones acudirá al distribuidor y le dirá que ¿Por qué difiere tanto en precio una versión con la otra? A lo que éel vendedor responderá que viene con piel, quemacocos, sonido mejorado, etc y un diferente motor con caja de doble embrague, por ejemplo. Pero siendo sinceros lo único que cualquier mortal que no se dedica al oficio del periodismo entendería, sería que la piel y el quemacocos le aumentan 55 mil pesos. Y no, estimado lector, podrá usted estar comprando diferente tren motor, y no necesariamente el que mejor se ajuste a sus hábitos de manejo o necesidades de movilidad y mantenimiento. El motor turbocargado es –generalmente– más eficiente, lo que en muchos de los casos se traduce en mejores consumos, ahorro, menores emisiones etc, pero también requiere de un mantenimiento enfocado, aceite sintético con cambio cada 5 mil km´s (recomendable) y gasolina premium. Gracias a Claudio Zuckermann, por la información.

Ahora, por cuestiones prácticas, entender un motor de acuerdo a la versión que le ofrecen en la distribuidora es más sencillo de lo que parece: el número que aparece junto a la medida de litros, es el desplazamiento que el bloque tiene, es decir “1.8” = 1,800 centímetros cúbicos. Ahora bien, el número que incluye una L, V, W, bóxer es la configuración y el número de cilindros: 4L (cuatro en línea), V8 (ocho cilindros en posición V) 6 tipo bóxer (seis cilindros horizontalmente opuestos). Continuamos con las letras “T” = quiere decir que es un motor turbocargado, y en esta clasificación encontraremos variantes como: single, twin parallel, twin sequential, twin variable, VGT (variable gear turbocharger) twin scroll, twin charge. Mientras que otro tipo de sobrealimentación sucede con los sistemas “supercharged”, estos motores incluyen la letra “S”, que no es de Superman, pero sí mejorarán la potencia del motor, respuesta y, serán sedientos. Se utiliza para motorizaciones más grandes, superiores a los 6 cilindros –generalmente–.

Turbocargados:

Ahora bien, hemos seleccionado una lista de los motores más pequeños y más eficientes a la venta en México, y la razón es la reciente noticia del 1.4 TSI de Volkswagen, con un turbocargador single-scroll con intercooler integrado, todo para una potencia de hasta 150 caballos y 184 libras pie, la cual compite con potencias de un bloque mucho más amplio. Desafortunadamente, y como dice bmw-twinpower-turbo-engines-explained-medium_6Mario Rossi, a quien mando un abrazo, para México seguiremos contando con las versiónes 2.0 de 115 hp´s, o el 2.5 litros de aspiración natural y 170 caballos, que no es malo, pero con este desplazamiento Mazda entrega 188 hp´s, y Volvo 300 caballos, sin mencionar los alcances de Porsche que de un V4 a gasolina de 2 litros para más de 500 caballos, siendo éste el motor más eficiente en la historia de Porsche, uno de los avances más impresionantes de la industria.

Ahora bien, por parte del Grupo tenemos el 1.4 TSI (TFSI) que significan: Turbo Fuel Stratified Inyection (Turbo Stratified Inyection), la cual garantiza un gran rendimiento, menores consumos y una entrega de potencia que se agradece. Este bloque sufre una variación diversa de potencias, ya que entrega 125 caballos en A1, 124 en A3, 150 en A3 sedán, además de 122 caballos en León Style y  140 en FR Pint Cust. Por curioso que parezca, el 1.4 turbocargado no aparece en el line-up de Volkswagen, dando paso al 1.6 de aspiración natural para poco más de 100 caballos en Gol, Vento y Polo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Siguiendo con los turbos, los motores 1.4 y 1.8 litros de cuatro cilindros con turbocargador presentes en Alfa Romeo liberan 170 caballos y 235 respecticamente, una gran entrega de potencia producto de la buena puesta a punto del bloque. Asimismo BMW cuenta con un cuatro cilindros 1.6 litros para 170 hp´s incluido en su Serie 1. Hablamos también del motor en GMC, con un Chevrolet de 1.4 que extrae 138 caballos y anima con él al Buick Encore y a Chevrolet Cruze y Trax. 

En Ford nos topamos con un 1.6 litros EcoBoost de 197 caballos en el ST, lo cual empujará con fuerza a este “mini” hot-hatch.

Ford Fiesta

Además contamos con los grandes exponentes superiores a los 2.0 litros, mismos que ya pueden alcanzar potencias superiores a los 200 caballos sin aspavientos. Este tipo de motores los podemos encontrar en las marcas de Grupo Volkswagen, BMW y Mini, Jaguar/Land Rover (Evoque, Discovery, XF), Ford y Lincoln (EcoBoost®), pero nos llama la atención lo sucedido en Volvo con el XC90, cuatro cilindros 2.0 litros a gasolina con supercargador y turbocompresión para liberar 300 hp´s.

Tricilíndrico:

“Como que me sobra un fierro”. Quizá esto pudieran decir los nuevos motores de tres cilindros, una configuración que no es nueva, sí lo es la entrega de potencia y eficiencia. Si en el siglo pasado había bloques de tres cilindros, los caballos no superaban las 60 unidades de potencia. Hoy el tricilíndrico de FCA, orientado al consumo, entrega 76 hp´s al Attitude y hace lo propio con el Mirage. Ahora bien, si necesita más “power”, un tricilíndrico de alto octanaje es el del Cooper, que de entrada se integra al emblemático “Mini” para 136 caballos en un 1.6 litros, y nos quedamos con ganas de que “aterrice” el 1.0 litros tricilíndrico EcoBoost® que promete más de 120 caballos en un mínimo desplazamiento.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Pequeños, pero picosos…

Ahora bien, siendo justos los motores de pequeñas dimensiones que no gozan de sobrealimentación también pueden ser altamente eficientes, se perderá la potencia de acuerdo a la altura de la ciudad en la que se viva, pero son bajos en emisiones y mucho más “verdes” que los antiguos 2 litros. De esta ola de innovación podemos destacar:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

1.2 litros para Hyundai Grand i10 de 88 caballos te potencia, o el 1.4 de Fiat para 101 caballos (lástima de transmisión), el 1.4 de 100 caballos para Suzuki Swift, o hasta el 1.8 de Toyota, que libera 132 caballos en el Corolla de entrada, o en 1.5 litros 106 caballos para empujar al Yaris, nada despreciables…

Sobre 

Entusiasta de la comunicación y la actividad del periodismo ejercidos con profesionalismo. Manejo desde los 13 años, pero –en la actualidad– sigo jugando a los carritos.

¿Qué opinas?