Cómo elegir el mejor vehículo para un adolescente

Cómo elegir el mejor vehículo para un adolescente

El tiempo pasa muy rápido, apenas ayer te preocupabas por el tipo de sillita que tendrías que colocar en tu auto y hoy te encuentras considerando las opciones para comprarle su primer auto a tu hijo(a) adolescente. Una decisión que, por supuesto, no puede tomarse a la ligera y en la que debes considerar aspectos básicos de seguridad, además, claro, de tu presupuesto.

En Estados Unidos, el Insurance Institute for Highway Safety (IIHS por sus siglas en inglés) es conocido, y reconocido, como una referencia importante por sus clasificaciones de vehículos nuevos, sin embargo, para muchas familias, un vehículo clasificado en su Top Safety Pick o Top Safety Pick + no está considerado en el presupuesto que tienen los papás para el auto de su hijo adolescente. Para que se den una idea, en una encuesta telefónica nacional realizada para el IIHS entre padres de conductores adolescentes, arrojó que el 83% de los que compraron un vehículo para hijos dijeron que compraron un usado.

Con este dato en mente el Instituto publica regularmente una lista de vehículos usados asequibles que cumplen criterios de seguridad importantes para los conductores adolescentes.

¿Qué es un auto seguro?

Cuando de un adolescente se trata, las recomendaciones de seguridad están guiadas por cuatro principios principales:

  • Los conductores jóvenes deben mantenerse alejados de los altos caballos de fuerza. Recuerden, motores más potentes pueden tentarlos a probar los límites.
  • Los vehículos más grandes y pesados son más seguros. Protegen mejor en un choque, y de acuerdo a un análisis del Highway Loss Data Institute (HLDI) obtenido de los registros de las compañías aseguradoras, los conductores adolescentes son menos propensos a colisionar este tipo de autos.
  • El Instituto no recomienda autos compactos, aunque sí a los SUV pequeños porque su peso es similar al de un automóvil mediano.
  • El control electrónico de estabilidad (ESC) es imprescindible. Esta característica, que ayuda al conductor a mantener el control del vehículo en curvas y carreteras resbaladizas, reduce los riesgos a un nivel comparable al de los cinturones de seguridad.
  • Los vehículos deben tener las mejores clasificaciones de seguridad posibles. Como mínimo, eso significa buenas calificaciones en las pruebas de colisiones frontales, laterales y de cabeza y cuatro o cinco estrellas de la National Highway Traffic Safety Administration (NHTSA).

 

Buscar los famosos “recalls”

En nuestro país la instancia encargada de dar a conocer los famosos recalls es la Profeco, en su página web puedes buscar el apartado “Alertas al Consumidor” y encontrar los llamados a revisión de los diferentes modelos y marcas y darte una idea de cómo se encuentra el vehículo usado que estás evaluando para tu hijo.

Sin duda, este momento es uno de los más importantes en la etapa de cualquier joven, considerando estos aspectos básicos, además de concientizarlo sobre un manejo responsable, seguramente será una etapa inolvidable. ¡Suerte en la búsqueda!

Sobre 

Comunicóloga especializada –y apasionada– de los medios impresos y electrónicos.

¿Qué opinas?